BALA CAFÉ Nº1

BALA CAFÉ Nº1

$U1.500,00 Precio
$U1.120,00Precio de oferta

CONTENIDO: 1 bolsa de 250g de Dilghee y 1 bolsa de 250g de Bildimoo (descripción de cada uno de los cafés más abajo)

 

Hoy arranca nuestra primera edición de BALA CAFÉ y empezamos por el origen: Etiopía. No se nos ocurre mejor arranque que ir por nuestros Bildimoo y Dilghee; dos fieles representantes de la riqueza sensorial de los cafés de este país. ¿Puntos en común? El origen. ¿Puntos divergentes? El proceso de poscosecha, uno es natural y el otro lavado. ¿Sabías que la poscosecha juega un rol fundamental en los sabores y aromas del café? Pedí esta edición de BALA CAFÉ y descubrí el universo sensorial etíope: floral, té, frutos rojos y cítricos.

 

BILDIMOO

 

Nensebo | ETIOPIA

Pequeños productores locales

Variedad: 74160

Altura de cultivo: 1.900 msnm

Proceso: natural 

Notas: floral, bayas, frutas cítricas, durazno

 

Proveniente del centro sur de Etiopía –en el woreda (municipio en etíope) de Nensebo–, el Bildimoo es fruto del trabajo de 900 familias que cultivan café de manera semi-forestal en parcelas de dos a cinco hectáreas. Tradicionalmente, estos productores cosechan los frutos de forma manual y selectiva, lo que asegura una madurez óptima. El proceso de poscosecha se lleva a cabo en una estación de lavado situada en la provincia de Arsi-oeste. 

 

El Bildimoo es uno de los cafés de Etiopía más complejos que compramos y en taza es una maravilla. Entre los aromas que más destacan están: flores, bayas, frutas cítricas y frutos amarillos como el durazno y la ciruela. Un equilibrio sin igual en todos sus atributos que denotan una gran complejidad.

 

DILGHEE

 

Yirgacheffe | Etiopía 

Pequeños productores locales | Kanketi Coffee

Variedades autóctonas: 74110 y 74112

Altura de cultivo: 2100 msnm

Proceso: lavado

Notas: floral, herbal, lima

 

Si hay algo característico en el buen café etíope es su paleta aromática: infinitas capas florales y frutales. Este es el caso del DILGHEE. De la región de Yirgacheffe y gracias al trabajo de más de 400 productores, este café presenta todo lo que nos encanta de los cafés de Etiopía. 


El proceso de post-cosecha clásico - de una formidable eficacia - realza todos los aromas exóticos de estos varietales autóctonos etíopes. Luego de ser despulpados, los frutos son fermentados durante 36 horas, lavados y secados en camas africanas durante aproximadamente 15 días. La acidez de la lima, los aromas a flor de naranjo, té durazno, kiwi y lavanda, son todo lo necesario para atravesar nuestros sentidos.